domingo, 27 de septiembre de 2015

Buzón Ferrari

Les voy a mostrar el último buzón por pedido que hice para un cliente que tiene un lavadero de autos y destinará el buzón para recolectar propinas para sus empleados que luego, a fin de mes, reparte entre ellos. Por eso tiene la palabra, en letras amarillas, “propina” en el lugar que iría la marca Buzonela.

El resto del buzón es exactamente similar a los que alquilo o vendo, lo primero que suceda como siempre les digo a los clientes que me consultan. Incluso ahora estoy haciendo uno en un color especial para un cumpleaños de 15 años y que lo compraron, claro que ese no es fierrero como este.


El buzón tiene una altura de 40 centímetros con un diámetro del cuerpo de 16 centímetros. El cuerpo es un caño de PVC de 6 pulgadas y toda la pieza está entelada y luego pintada con acrílico. Tiene dos manos de color rojo y dos manos de barniz al agua para dejarlo bien protegido. Igual que los buzones que alquilo desde el año 2012.

La boca de entrada tiene 12 centímetros de ancho por un centímetro de espesor, como para pueda entrar un sobre grueso, o unos cuantos billetes de propina para los muchachos que laburan en el lavadero de autos. 


La base está hecha con fibrofácil (MDF) de 18 milímetros de espesor y la cabeza es una mezcla de fibrofácil y cartón con sogas como molduras. Como las molduras del cuerpo del buzón. En cambio las letras son hilos que se entelan para luego pintar toda la pieza.


Pieza que lleva el número 30, porque una cosa es que siempre mis buzones entelados tuvieron número de pieza y fecha de armado. En este caso es del mes de septiembre. Datos que figuran en el interior de la puerta que cuenta con cerradura.


La base tiene pegada un pedazo de pañolenci de color negro, haciendo juego con la franja del mismo color. Eso es para que no dañe las superficies donde se apoya. Ya que el buzón pesa alrededor de unos 3 kilogramos cuanto se encuentra vacío. Imaginen el peso de uno lleno de monedas de 1 y 2 pesos, como lo hace un cliente que me compró uno hace años.


Ahora hay una persona que al menos tiene el logo Ferrari pintado en la puerta de un buzón entelado que hice con mis manos y que hoy les mostré. Espero que los clientes del lavadero lo llenen de billetes, así los empleados se llevan una ganancia extra cada mes.

Mauricio Uldane
Artesano entelador

consultas@buzonela.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada