miércoles, 24 de junio de 2009

La masilla de carpintero

Algunas personas sabrán que significa el título de esta entrada. Otros u otras no. Pero es muy sencillo. Es la pasta, a modo de masilla, que normalmente usan los carpinteros para remendar o tapar agujeros o rajaduras en las maderas.

La pregunta es cómo está compuesta esta masilla. Volvemos a lo fácil y sencillo. Es una mezcla de cola de carpintero (adhesivo vinílico) con polvo de lijadora. Los carpinteros usan unas lijadoras de banda que producen este polvo muy fino, casi talco.

Mezclando estos dos componentes es que se obtiene una pasta. Depende de la cantidad, que agreguemos de uno u otro, de los ingredientes, es que lograremos una consistencia más o menos dura. A más cola la preparación es más cremosa y a mayor cantidad de polvo de lijadora se hace más consistente.

Ahora ¿cómo consigo el bendito polvo de lijadora? La más fácil es pasar por una carpintería o aserradero y pedir que nos regalen un poco. Porque tanto el polvo de lijadora como el aserrín, en este país llamado Argentina, se vende. Hay empresas que compran estos residuos para fabricar otro tipo de laminados de madera.

Pero como siempre hay otra salida. La masilla de carpintero se está vendiendo ya preparada. La he visto en algunas carpinterías y casas del ramo. Nunca probé la comprada siempre la fabrico por mi cuenta.

Si no tengo una lijadora de banda u orbital se puede obtener polvo cuando lijamos una madera o un pedazo de fibrofácil (MDF). El fibrofácil (MDF) nos brinda un polvo muy fino y de color claro. Una vez que tenemos este poco de polvo lo vamos guardando, para usarlo a futuro, en un frasco de plástico para preservarlo de la humedad ambiente. Cuando tengamos una cantidad que nos sirva para nuestro trabajo podemos mezclarlo con cola de carpintero.

Después de preparada la mezcla nos conviene guardarla en un envase plástico que sea hermético. Podemos utilizar un tarro de cola de carpintero de 250 o 500 centímetros cúbicos. Esto dependerá de la cantidad de nuestra preparación. Si nuestra mezcla quedó muy líquida se puede ir endureciendo con polvo de lijadora para darle más cuerpo.

La mezcla tiene un color más claro que cuando fragüe. Por eso hay que prestar atención al color del polvo de lijadora que vamos a utilizar. Con mayor cantidad de polvo de lijadora la mezcla se oscurece más. El tiempo de secado depende de la temperatura y de la humedad ambiente. A más calor y tiempo seco endurece como mucha rapidez. De lo contrario el tiempo de secado se alarga más.

El uso que le doy en mis artesanías enteladas es variado. Uso la masilla de carpintero para encolar mis cajas y cofres. Hace años que no uso cola de carpintero para unir las maderas que formarán la caja o pieza que estoy armando.

¿Qué logro con esto? Que la pieza se endurezca más rápido y que las uniones sean más resistentes. También se puede usar para endurecer cartones, sogas e hilos. Todo depende del resultado que queramos obtener con nuestro trabajo artesanal.

Espero que estas experiencias personales les sirvan para sus proyectos o creaciones. La mejor forma de aprender es experimentando y el resultado que se logra, bueno o malo, no se olvida jamás.


Mauricio Uldane
artesano entelador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada