jueves, 31 de julio de 2014

Los primeros buzones miniatura vendidos

La semana pasada logré vender los dos primeros Buzonela Mini que armé. Todo gracias a mi hermana que los llevó a su trabajo y los mostró a sus compañeros de oficina. Allí encontraron su comprador. Y hablo en singular porque una sola persona se llevó esas dos primeras piezas decorativas.


Les recuerdo que los Buzonela Mini no cumplen otra función que decorar los ambientes donde son exhibidos. No son alcancías, ya que son totalmente ciegos y sus puertas no abren. Solo son adornos entelados y son una réplica de los buzones de correo de las esquinas de Buenos Aires y otros tantos lugares de Argentina.


Así que la primera pieza del tradicional color rojo y la segunda pintada con los colores de la bandera argentina fueron adquiridas por la misma persona. Pero una de las piezas fue comprada por el cliente con el fin de regalarla: el Buzonela Mini Bandera.


Dos casas lucen en sus interiores sendos buzones en miniatura entelados como adornos en repisas, muebles o modulares. Aunque una de estas piezas no desentona entre los libros de una biblioteca. Nuevamente mis artesanías enteladas están en casas de otras personas, que es como estar un poco en esos lugares.

Mauricio Uldane
Artesano entelador

2 comentarios: