jueves, 20 de mayo de 2010

Así lo hice (octava entrega)

Las cajas enteladas


Hace años que vengo armando y entelando cajas. Las hay con cierres bronceados o cerraduras, con y sin manija. Más de diez años han pasado desde los primeros modelos de cajas. Al principio eran de cartón y luego de fibrofácil (MDF). También enteladas y pintadas, pero luego de la crisis económica de 2001, que sufrió la Argentina, comencé a entelarlas con telas como el jean, que no necesitaba pintarse para lucir bien.


De Cajas y cofres entelados



Así nacieron las primeras Jeanelas, nombre que también tuvieron algunos baúles cilíndricos. Las cajas enteladas en jean tuvieron cerradura y algunas las armé con cierres bronceados.


Las cajas las construyo con fibrofácil (MDF) y sogas que son las molduras, que luego entelo con diferentes tipos de telas. Básicamente las cajas están armadas con fibrofácil (MDF) de 9 milímetros, pero hay modelos que tienen la base de 12 milímetros, para compensar el peso de la tapa.


Las cajas las armo sin clavos, ni tornillos, sino que las hago trabadas por sus uniones. De esta manera adquieren mayor rigidez estructural y no se descolan ante un golpe o caída.


El modelo de Jeanela dio origen a un alhajero llamado: Alhajela que tenía cerradura y espejo en el interior de la tapa. Además el cuerpo venía con divisiones para guardar los objetos preciosos.


De Cajas y cofres entelados



Una vez como regalo de cumpleaños hice una caja con manija y cerradura de bronce. La llamé Cofrela mc, además la caja estaba pintada con acrílico.


De Cajas y cofres entelados



Ultimamente hice una caja entelada con jeans rotos y no le puse molduras, porque las uniones de las telas se encuetran a la vista. Lo que sí tienen todas las cajas que fabrico, es topes en las tapas y patas de goma en las bases.


De Jeanes rotos



No recuerdo cuál fue la primera, ni porqué la hice, pero las cajas son una parte importante en mi catálogo de artesanías enteladas. Las entelé muchas veces con telas usadas y viejas, pero también he usado telas nuevas que me han regalado.


Retazos que le habían sobrado, a  alguien, y no los iban a utilizar. Todo es bienvendido en el mundo del artesano entelador. Ya sabré que utilidad darle.


Mauricio Uldane
artesano entelador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada