miércoles, 21 de enero de 2009

El discreto encanto del buzón

Nunca hubiera imaginado que un buzón podría ser el regalo de cumpleaños de los quince años de una chica. La madre me buscó desesperada por la red hasta dar conmigo, para que le armara dicho buzón.

El
buzón réplica, de uso oficial en el correo de la República Argentina, son similar a los buzones alcancías que vengo construyendo desde el año 2003. Nada más que mucho más grande.

Un buzón de estos con sus 40 centímetros de alto también puede usarse como alcancía, un cliente me encargó uno para darle ese fin, o como
buzón de sugerencias, cometario de una reciente entrada.

Estos buzones grandes o
extra grandes tienen cerradura al igual que los buzones alcancías que hago con los colores oficiales del Correo Argentino. La entrada de las monedas está preparada para recibir las monedas de 2 pesos de Argentina, que tuvieron un fugaz paso por nuestros bolsillos.

Mi amiga Inés y su hijo Julián me insistieron para que le tomara una foto al buzón extra grande junto a un buzón alcancía. Así que para calmar sus ansiedades accedí y le tomé la foto que se ve a continuación.


Ahora se puede apreciar los 40 centímetros de altura del buzón extra grande contra los 20 centímetros del buzón alcancía. Además de los 16 centímetros de diámetro en el cuerpo del extra grande contra los casi 9 centímetros del buzón alcancía.

Los lectores y lectoras de este blog tendrán una idea más aproximada del tamaño de un de estos buzones réplicas grandes. Lo que no se es si conocerán los sentimientos y sensaciones que disparan estas piezas en el público en general.

Desde sorpresa hasta la alegría de reencontrarse con un viejo amigo de la esquina. O recordar las veces que pusieron moneditas tras monedita para ahorrar ese dinero que necesitaban para un juguete. Los más viejos recuerdan cuando llevan sus cartas para seres queridos o amigos lejanos.

Como verán los sentimientos hacia el buzón son muy profundos en la mente de los argentinos y argentinas. Son muchos recuerdos y todos gratos o por lo menos nostálgicos. La magia que irradian es única, por eso mientras pueda los seguiré haciendo con el mismo amor de siempre.


Mauricio Uldane
artesano entelador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada