miércoles, 10 de diciembre de 2008

Buzones de sugerencias

El último semestre me encargaron armar dos buzones de sugerencias. Los pedidos llegaron por mi página de buzones: buzonela.weebly.com.

En dicha página se pueden encontrar los buzones alcancías que armo, además datos técnicos, historia y fotos de buzones de correo de Argentina.

El primer pedido de
buzón de sugerencias fue de parte de una empresa de la ciudad de Córdoba Capital en la provincia de Córdoba de Argentina. Lo quisieron como los clásicos buzones de correo de las esquinas de mi país.

La gente de Córdoba Capital quedó muy conforme con el trabajo que les hice. El buzón estaba destinado para sugerencias en una empresa que está radicada en dicha ciudad.

A raíz de este pedido me encargaron otro buzón de sugerencias. Esta vez el pedido vino de una localidad cercana a donde resido en el Gran Buenos Aires. El pedido me lo hacía una persona que integra la comisión directiva de un club de golf del conurbano bonaerense.



La diferencia con el primer buzón es el color. Este nuevo buzón tiene los colores que identifican al club de golf. También me encargaron que le pintara el escudo del club en la puerta.




Vale hacer una aclaración con respecto a pintar un buzón con un color de un club de un determinado deporte. Los buzones alcancías que hago están pintados con los colores oficiales que tuvo el Correo Argentino a lo largo de su historia.


Los armo como un homenaje a esos clásicos buzones de las esquinas porteñas, que veía de chico. También con mi crecimiento fui viendo como cambiaban de colores. Además trato de hacer una réplica que sirva para ahorrar. Aunque muchos adquieren mis buzones alcancías como piezas de colección o mero objeto decorativo.
Por todo lo expuesto es que me niego rotundamente a hacer buzones alcancías con los colores, por ejemplo, de un club de fútbol. Es muy distinto un buzón de sugerencias que fue armado a pedido y a medida del cliente. Además ese cliente abonó un precio muy superior al que cuesta un buzón alcancía.

También debo decir que si alguien me encargara un buzón alcancía con las dimensiones de un buzón de sugerencias, me negaría a pintarlo de otro color que no fuera uno de los que usó el Correo Argentino.

Con este tipo de reglas sé que pierdo de ganar dinero, pero a veces tener principios no está mal. Hay que tratar de ser lo más parecido a lo que pensamos. Lograrlo nos lleva la vida.


Mauricio Uldane
artesano entelador


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada