lunes, 12 de septiembre de 2011

Un estuche para anteojos

El Anteojela sirve tanto para guardar anteojos para leer como anteojos de marco chico, tan actuales en estos tiempos que corren.




El estuche está armado en fibrofácil (MDF) con cierre y bisagras bronceadas. El interior está acolchado, tanto en su tapa como en su cuerpo, para preservar los anteojos que se encuentran en su interior.




El exterior del Anteojela fue entelado con un jean usado y viejo, mientras que el interior fue entelado con una tela de buzo de color celeste.




Por su tamaño y sus bordes redondeados es fácil su transporte, tanto en una cartera como en un bolsillo grande. Además los anteojos alojados en su interior no van rebotando de aquí para allá.


Una pieza útil y práctica para el uso cotidiano.


Mauricio Uldane
artesano entelador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada