viernes, 18 de septiembre de 2009

La combinación de las telas

Mi amiga Inés Dzienczarski me elogió, hace poco, la combinación de las telas de mis últimas artesanías enteladas. Ella es una critica de mis trabajos entelados, su opinión siempre la tengo en cuenta, tiene buen gusto.

En los últimos baúles entelados que armé hice una combinación de corderoy con jean. Antes había usado el corderoy con el jean, pero no de la forma que armé la
Baulela de corderoy y jean.

Hace algunos años me animé a armar un estuche para anteojos con retazos de diferentes tipos de jean. La idea era simular un vitraux. El estuche en cuestión se lo regalé a un amigo Marcelo Mistó.

El usar un hilo con nexo entre un pedazo y otro de jean me pareció una buena idea. Luego lo pinté con acrílico dorado para reafirmar el concepto de vitraux. Con la experiencia logré unir los pedazos sin intercalar un hilo. Pero para hacer esto hay que tener un corte muy prolijo de los retazos. Con esta técnica armé varias piezas como una caja portarretratos, un baúl chico y un cofre grande.


El secreto es buscar una excelente unión entre los pedazos de telas para lograr un acabado parejo. En uno de los encuentros de autos clásicos, que suelo concurrir, una señora, que también es artesana, me preguntaba si los retazos estaban cosidos. No sé coser ni a mano, ni a máquina. La idea es usar los bordes y dobladillos para dar la impresión que la tela fue cosida a la pieza. Cuando aprenda a coser lograré un acabado diferente a mis piezas.

De Estuches entelados


Ya empecé a combinar distintos tipos de jean cuando presenté mi línea
Pedazos de jean. La combinación de telas también tiene que ver con el material que tengo a mano. Antes no siempre disponía de diferentes telas para poder hacer el trabajo.

A medida que amigas y amigos comenzaron a donarme viejas camisas, pantalones o polleras el espectro de telas se diversificó. Entonces pude tener a mano la tela indicada para entelar el interior de un baúl armado con
jeans rotos.

Buscar los retazos de jean para armar un
baúl chico, por ejemplo, puede llevarme una hora o más. No es una exageración, revolver la caja, donde tengo los recortes, lleva su tiempo. Después hay que conseguir los trozos que mejor combinen para lograr una pieza digna de ser mostrada. De lo contrario mejor ni intentar la tarea. Artesanías feas hay muchas y en todas partes.
De Baúles entelados



Mauricio Uldane
artesano entelador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada