miércoles, 10 de junio de 2009

¿Cuánto cuesta?

La pregunta la he oído varias veces en referencia a mis artesanías enteladas. Cuando digo el precio de una determinada pieza, por ejemplo un aparador de té, que vale $58 para Argentina, un mutismo invade a la billetera.

Antes del precio la persona se deshizo en elogios para la pieza entelada. Pero luego del precio se transforma con algunas muecas. Mi pregunta es ¿cuánto se creen que cuesta la pieza? Por que estamos hablando de una artesanía armada totalmente a mano con un diseño original y una muy buena terminación.

Creo que es una falta de respeto a mi trabajo como artesano. Uno puede no tener el dinero para adquirir una determinada pieza, pero no me pueden decir que es cara por lo que les estoy ofreciendo.

Otra manera de no respetar mi trabajo como artesano es cuando me hacen una consulta vía mail y me esfuerzo en contestar en memos de 48 horas. ¿Para qué? Para recibir un silencio de radio del otro lado de la red. No tienen la delicadeza de enviar unas líneas excusándose, por lo menos.

Mis artesanías enteladas tienen un precio medio, ni caras, ni baratas. Un ejemplo un
buzón alcancía me lleva una semana de trabajo y tiene un valor de $50 para la Argentina. Hay personas que ese precio les parece caro. El valor real del buzón alcancía sería unas tres veces más caro. Estoy hablando de ¡$150! ¿A quién se lo vendo a ese precio?

Lamentablemente en Argentina hay muchas personas que no valoran el trabajo manual de un artesano o artesana. Sin embargo hay gente que lo valora, aunque no tenga el dinero para comprarla.

Los compradores son otro tema. Muchas personas me dicen de venderles a las clases más acomodadas de la sociedad de mi país. Son lo peores clientes, buscan rebajas o regatean el precio. Piensan que fui a un mayorista a comprarlos y especulan con los costos de la pieza.

Pese a todas estas trabas sigo haciendo mi trabajo de artesano de la mejor manera posible. Siempre hay gente que valora lo que hago, más allá si compra o no. Por todo esto es que estoy probando
vía Internet de vender fuera del país. No es la solución, pero tal vez ayude a mi economía personal.


Mauricio Uldane
artesano entelador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada