miércoles, 29 de abril de 2009

¿Cómo lo haces?

La pregunta la he escuchado varias veces en los años que vengo entelados artesanías. El domingo pasado ni amiga Inés me preguntó si antes de armar el cajón de uno de los aparadores de té, que estoy armando, lo entelaba. La respuesta fue que no. El entelado es posterior al armado de la pieza.

Hace tiempo otra amiga, Mónica, creía que pintaba las telas antes de entelar la pieza. Estas preguntas me llevaron a pensar que hay un público que tiene una idea diferente sobre el armado de una pieza en cuestión.

No ven el paso a paso de una determinada pieza y no tienen una idea acabada del armado general. Mis piezas son de cero, es decir que intervengo en todo el proceso de armado y entelado.


También me han preguntado cómo hago para que una tela como el denim quede tensa y sin arrugas en una determinada superficie. La respuesta es simple: pegándola a la superficie, sea madera, cartón o fibrofácil (MDF).

Lógicamente cuando indagan un poco sobre una pieza en especial comienzan a mostrar cara de esto no lo puedo, ni quiero hacerlo. Todo por algo sencillo de explicar: es mucho trabajo. El entelado es sólo un 40% de una pieza. El resto es armado liso y llano. Ahí está el quid de la cuestión es trabajo arduo en algunas ocasiones.

Después podremos hablar si la pieza quedó bien o mal. Pero el trabajo está y se hace notar, sobretodo para el que tiene el ojo entrenado en ver artesanías. Porque artesanías hay por todos lados lo que no siempre hay es calidad y originalidad. Eso es lo que trato de dar desde hace 14 años. A veces lo logro.



Mauricio Uldane
artesano entelador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada