viernes, 4 de junio de 2010

Contar un cuento

Más de una persona, algunas seguidoras de este blog, me comentaron que les atrae la forma que narro el armado de mis artesanías enteladas.


La verdad que para mí sería mucho más sencillo publicar fotos con algunos epígrafes y listo. Pero opté por darle un poco de envoltura a lo que hago. No porque necesite valorar algunas piezas, sino porque me gustan las historias.


Creo que la relación artesano-cliente mejora cuando les explico cómo hice y porqué hice tal o cual artesanía entelada. Suelen sorprenderse con el origen de algunos de los materiales que utilizo.


De Artesanías enteladas



Desde que inicié esta actividad conté cómo y con qué materiales había armado, construido, una determinada pieza. A veces ganaba público. El público ganado por la sorpresa y la emoción es muy fiel. Se enamoran de una pieza y ya nada puede apartarlos de estar con ella.


No es infalible, pero el contar un cuento ayuda a la compresión y valoración del trabajo como artesano. Termino recibiendo elogios, que no son gratuitos, ni para quedar bien conmigo.


Varias personas me dijeron, a través de correos electrónicos, que esperan las Noticias Enteladas, que cada tres semanas, les envío a una serie de contactos en Argentina y en el exterior del país.


Lo hago porque me gusta, pero no deja de ser un trabajo más. Cuento con la ventaja de haber estudiado periodismo y algunos conocimientos de diseño gráfico. Aunque todo lo aprendido, lo que me queda por conocer y saber, cuenta a la hora de escribir un relato atractivo para el público en general.


Mauricio Uldane
artesano entelador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada